Historia del grupo

Escuela Navarra de teatro, cursos de voz, improvisación, narices rojas, cortometrajes, poesía... procedencia incierta y variada que nos hace recorrer distintos caminos hasta un recodo en el que nos juntamos 5 personas con ganas de cargar los bártulos del teatro de escenario en escenario...

Nuestro primer montaje fue en el 2008 animados por el director Jimi Herrera llevando a escena la obra "Quisiera quererte, querido" de Federico Roca. Una historia de búsqueda de nosotrxs mismxs frente a lo que lxs demás esperan de nosotrxs. Y nos encontramos a gusto en esta aventura y decidimos seguir juntxs en la misma dirección.

Constatamos la necesidad de seguir formándonos de forma conjunta y coherente y, siendo conscientes de las aptitudes de cada unx de nosotrxs, nos fuimos apuntando a cursos que pudieran reforzar lo que cada unx podía aportar al grupo. Así, fuimos realizando cursos de escenografía (impartido por Javier Sáenz Istilart y organizado por el Teatro Gayarre), de dramaturgia (impartido por Chris Dolan asímismo en el Teatro Gayarre), de improvisación y teatro corporal (a cargo de Edurne Rankin y Álvaro Morales), de monólogos (dirigido por Oskar Orzaiz), de teatro terapéutico (guiado por Natalia Ayesa), de actuación ante la cámara (organizado por Joaquín Calderón), perfeccionamiento teatral (animado por Laura Laiglesia)... para que nuestro estar en escena fuese cada vez más rico y a la vez más enriquecedor para cada unx de nosotrxs.

Dedicamos un año largo a esta formación mientras continuábamos representando "Quisiera quererte, querido" junto con los monólogos preparados en el curso impartido por Oskar Orzaiz y colaborando en nuevos montajes como "El Principito" adaptación de Joaquín Calderón o "Las infantas del geriátrico" de Ventura Ruiz. El cine era otra vía escénica que recorríamos prestándonos a colaborar en cortometrajes de Jokin Ezpeleta (Misión Hegoak, Lenguas de terciopelo rojo, Zombis, La subasta...), Aintzane Castillo (Caminos Inesperados) y en películas de Karlos Alastruey (La tierra seca, Anamorphosis...) o Emilio Estevez (The Way)

Y estuvo listo el texto de nuestro segundo montaje, "Hermanas". Esta historia fue escrita por una de las integrantes del grupo, Ventura Ruiz, teniendo en cuenta que nos apetecía adentrarnos en las historias subterráneas que subyacen en cualquier familia, investigar los dolores que nos lastran desde la infancia, sacar a la luz conflictos enmohecidos por el bien de la familia. Narra cómo tres hermanas coinciden en una estación de tren junto con el marido de una de ellas, el revisor de la estación y una indigente de voz dulce y canciones intimistas (Blanca Inés Rubio que nos acompañó durante las representaciones que realizamos durante el primer año). Una familia al uso con conflictos encubiertos y con la urna del padre incinerado entre el equipaje.

Estrenamos en la Escuela Navarra de Teatro, nos presentamos a la XIV Muestra de Teatro de Aquí del Ayuntamiento de Pamplona (siendo muy bien valorados por el jurado) y recorrimos algún que otro escenario con nuestro bagaje incinerado antes de que nuestra compañera Eva Rosino decidiera abandonar el grupo. Laura Laiglesia la sustituyó con su buen hacer y su perenne sonrisa. Ahora es Leyre Etayo, la nueva compañera incierta, la que ha hecho suyo el papel de hermana pequeña después de estos cambios en el elenco. Y Josu Castillo el nuevo indigente de estación.

Inquietxs, necesitábamos seguir construyendo historias. Como Ventura Ruiz había colaborado con el grupo de teatro Kromlech en el montaje de "Media luna tatuada" de Josu Castillo y Javier Briansó y la experiencia había resultado muy buena decidimos que podríamos realizar un montaje conjunto en el que los miembros que quisieran de ambas formaciones pudieran trabajar en una representación metateatral. Así surgió "En lo más crudo del crudo invierno", obra adaptada por Ana Maestrojuán a partir del guión cinematográfico firmado por Kenneth Branagh que dirigió la película homónima, en la que se muestra cómo se trabaja entre bambalinas para conseguir llevar a escena un texto teatral. El público tiene la oportunidad de ver lo que generalmente se oculta, el trabajo actoral en sí anterior a la puesta en escena.

Y llegó la hora de comenzar un nuevo montaje. Ventura Ruiz es cuentacuentos desde hace 10 años. Escribió un nuevo guión, esta vez dirigido a público familiar, al grupo le gustó y contactamos con Ion Barbarin para que se colocara en la dirección capitaneando esta nuevo reto. "¡Hay que salvar a mamá!" ha supuesto un trabajo muy interesante de creación de personaje y de montaje coreográfico. Intensa labor de escenografía por parte de Josu Castillo para redondear este trabajo tan divertido, optimista y visual.

¡¡Seguimos!!... teatreando, siempre teatreando.